Máquinas de desatasco de segunda mano

En el mercado existen escasas opciones de máquinas desatascadoras de segunda mano de cierta calidad.  En los portales de venta de maquinaria usada se puede comprobar que hay una cantidad desorbitada de anuncios de máquinas obsoletas, averiadas o mal diseñadas.

A la hora de comprar un equipo de segunda mano huye si…….

— Estan montadas en un chasis viejo. Un camion viejo es una fuente de averías carisimas. Algunas veces, como pasa con los coches, de coste superior al vehiculo nuevo.

— Llevan un motor auxiliar de “marca blanca”. Los motores “marca blanca” son más baratos por algo.

— Montan una bomba desorbitada para el tipo de manguera. Una manguera de 1/2 no deberia montar una bomba de caudal superior a 50 – 70 l/min. Probablemente el equipo este mal diseñado y gaste mucho.

Comprueba si….

  1. El vehiculo o remolque pueden llevar agua. Un camion de 3500 Kgs nunca puede llevar 1500 litros de lodos o agua, un remolque de desatascos nunca puede llevar 600 litros de agua.
  2. Lleva mantenimiento. El equipo debería tener piezas sustituidas. Desconfia si todo es “de origen”
  3. La bomba se sigue fabricando, o te tocará cambiarla.
  4. El camion está matriculado en España o lleva contraseña de homologacion comunitaria. Si no te tocará rehomologarlo, si es posible, o llevarlo al desguace si no cumple las normativas de emisiones.
  5. Las piezas corresponden. Una bomba de 60 litros no puede aliemtarse con una manguera de 25 mm, ni una bomba de 200 Bar – 66 l/min puede funcionar bien con un motor de 25 HP